Tenga un hígado sano y disfrute de su salud, gracias a la curcumina.

La curcumina tiene una larga historia de uso en la medicina de la India, la usaban para la cicatrización de heridas e infecciones, entre muchas otras cosas.

Durante la última década hubo un aumento significativo en las actividades de investigación sobre la cúrcuma en todo el mundo. El principal constituyente activo de la cúrcuma es el carotenoide curcumina, el cual posee potentes propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes que pueden contribuir al potencial de la cúrcuma para prevenir o retardar condiciones como el cáncer, la enfermedad de Alzheimer, enfermedades el corazón, artritis, mantener el hígado sano, etc.

Por ejemplo, en el hígado participa en el control de la homeostasis de la glucosa, incrementando así la producción de glucosa hepática y el uso de los ácidos grasos para la obtención de energía.

A pesar de que es posible el control de la glucosa mediante ejercicio y dieta, existen fármacos para el tratamiento de la diabetes tipo II, esta enfermedad y sus complicaciones siguen siendo un problema grave de salud en todo el mundo. Por ello, es deseable el uso de tratamientos alternativos de bajo costo y con menos efectos secundarios para los pacientes, tales como la curcumina.

Es por ello que la esteatosis hepática simple no alcohólica (HGNA), es considerada actualmente un problema de salud, debido a los estilos de vida, asociados a la alimentación inadecuada y subsistencia sedentaria. La Organización Mundial de la Salud (OMS) revela que existen al menos 400 millones de adultos obesos, de los cuales el 80% padecen de HGNA.

Del mismo modo, el organismo humano necesita un flujo constante, abundante y variado de antioxidantes diarios para combatir los radicales libres y las especies reactivos de oxígeno, de esta forma logrando equilibrar el estrés oxidativo.

La esteatosis simple es una manifestación del síndrome metabólico, cuya incidencia alcanza entre el 15% al 20 % de la población con obesidad, de los cuales 3% presenta esteatohepatitis no alcohólica EHNA, es la forma más severa de la enfermedad del hígado graso no alcohólica.

En la última década, la palabra «antioxidante» se ha vuelto muy popular en las revistas deportivas y de salud. Tradicionalmente, los nutricionistas se han enfocado en vitaminas, minerales y proteínas para promover la salud y el buen estado físico.

Anteriormente la curcumina había sido utilizada durante siglos por los habitantes de la India, principalmente como un condimento.

Sin embargo, se han descrito varias propiedades farmacológicas, debido a que tiene efectos antioxidantes, anti-inflamatorios e hipoglucemiantes. Diversos estudios han reportado sus múltiples beneficios al organismo. Se ha sugerido que la curcumina tiene actividad anti-inflamatoria, basados en numerosos estudios nutricionales. Gracias a dichos estudios se empieza a ver la importancia de una serie de compuestos naturales, que tienden a prevenir o retrasar muchas de estas enfermedades degenerativas.

Estos compuestos químicamente diversos, poseen un mecanismo de acción común, tanto in vitro como en vivo, que les permite evitar los daños oxidativos provocados por los radicales libres. Es por eso que estos compuestos son conocidos en conjunto como «antioxidantes» y se están convirtiendo en una parte importante del vocabulario de la salud preventiva. Los nutrientes tradicionales como las vitaminas C, E y el beta-caroteno también forman parte de los antioxidantes.

Finalmente la curcumina le dará muchos beneficios:

Por ejemplo a la salud del hígado, también nos ayuda a mantener el cerebro sano y retrasar trastornos cognitivos como la enfermedad de Alzheimer. El SY-04 de Sydercontiene de manera liposoluble la curcumina, ayudando a proteger sus células con antioxidantes naturales y aprovechando los beneficios de la Tecnología SY-Tech, nutrición celular inteligente, del futuro a tú alcance en un solo clic.

Referencias:

Organización Mundial de la Salud (OMS) Obesidad y sobrepeso. Nota descriptiva N° 311 enero 2015. Pashkow FJ, Watumull DG, Campbell CL. Astaxanthin: a novel potential treatment for oxidative stress and inflammation in cardiovascular disease. Am J Cardiol. 2008; 101: 58D-68D. Al-Mukhtar, S. B , Fadhil N. N & Hanna B. E (2012). General and gender characteristics of type 2 diabetes mellitus among the younger and older age groups. Oman Medical Journal, 27(5), 375-382. Lomb, D. J., Laurent, G. & Haigis, M. C. (2010). Sirtuins regulate key aspects of lipid metabolism. Biochimica et Biophysica Acta, 1804(8), 1652-1657.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *